Accéder directement au contenu Accéder directement à la navigation
Chapitre d'ouvrage

El ejército francés en el territorio de Suchet

Résumé : El Ejército francés en el territorio de Suchet La capitulación de Zaragoza el 21 de febrero de 1809 supuso, más allá de la pérdida de un material bélico precioso, un desgaste humano altísimo: unos 50.000 vecinos y defensores muertos, causados por el hambre y el tifus más bien que por la artillería y el genio imperial, y unos 12.000 deportados a Francia. Además provocó un choque psicológico proporcional al peso simbólico que había adquirido la ciudad del Pilar, en España así como en toda Europa, durante los Sitios. Ambos factores hicieron que decayera el ánimo de los aragoneses y que se creara un ambiente favorable a la pacificación de la provincia: todas sus fortalezas fueron cedidas sin combate, con la única excepción de Mequinenza. Pero las necesidades de la guerra provocaron la pronta dispersión de las fuerzas sitiadoras, especialmente de su artillería y caballería. El pequeño III Cuerpo imperial-futuro Ejército de Aragon en marzo de 1811-fue el encargado de su pacificación, bajo el mando desde mayo de 1809 de un joven general, Louis-Gabriel Suchet. Con el gobierno de Suchet comienza una marcha triunfal hasta la primavera de 1812, multiplicándose los éxitos: la sumisión de Aragón; la habilidosa toma de las fortalezas de Baja Cataluña; la conquista de la mayor parte del Reino de Valencia; la explotación razonada y compartida del territorio… Suchet fue el único jefe imperial que ganó el bastón de mariscal en la Península-el 8 de julio de 1811, a consecuencia de la toma de Tarragona-y que mereció repetidas alabanzas en el Memorial de Santa Elena. Según el Journal anecdotique de Madame Campan (1824), Napoleón llegó a afirmar que "si hubiera tenido dos mariscales como Suchet en España, no sólo hubiera conquistado la Península, sino que la hubiera conservado". Por otra parte, siguiendo el modelo de César en sus Comentarios, el mariscal fue un hábil propagandista de si mismo en sus Memorias, aparecidas en 1828, y supo edulcorar muchos asuntos (el bombardeo de la población civil en Lérida, el asalto sangriento de Tarragona, la expedición fallida contra Valencia en la primavera de 1810…). Por lo tanto, este trabajo se esfuerza por esclarecer el impacto militar de Suchet en Aragón y territorios vecinos, como también sus limites, en contra a unos historiadores franceses demasiado benévolos como Jean-Louis Reynaud. Por eso, analizaré las fuerzas y flaquezas de su Ejército, su política aragonesa de contrainsurgencia, los motivos y balance de sus campañas exitosas en Baja Cataluña y Valencia; por fin estudiaré el ocaso y retirada de sus tropas.
Type de document :
Chapitre d'ouvrage
Liste complète des métadonnées

https://hal-univ-montpellier3-paul-valery.archives-ouvertes.fr/hal-03505276
Contributeur : Jean-Marc Lafon Connectez-vous pour contacter le contributeur
Soumis le : jeudi 30 décembre 2021 - 14:39:46
Dernière modification le : samedi 8 janvier 2022 - 03:38:30

Identifiants

  • HAL Id : hal-03505276, version 1

Collections

Citation

Jean-Marc Lafon. El ejército francés en el territorio de Suchet. Aragón y la ocupación francesa, 1809-1814, 2013. ⟨hal-03505276⟩

Partager

Métriques

Consultations de la notice

10

Téléchargements de fichiers

7